Si analizara qué le impide alcanzar el mayor potencial de ingresos para su negocio quiropráctico, descubriría que la no presentación es la causa principal. Cuando un paciente no acude a su cita, pierde tiempo y dinero.

Es demasiado tarde para programar otro paciente. Por supuesto, puede realizar algunas tareas administrativas para pasar el tiempo. Pero estas tareas no generan ingresos para su práctica. Honestamente, si desea centrarse en mejorar un área de su negocio, debe esforzarse por reducir la tasa de no presentación. Y hoy te mostraremos una forma efectiva de hacerlo con la ayuda de nuestro software quiropráctico.

Los recordatorios de citas son su mejor solución para reducir las tarifas de no presentación

Algo tan sencillo como un recordatorio enviado como correo electrónico o mensaje SMS puede inclinar el saldo y aumentar el número de citas reales. En muchos casos, los pacientes no acuden a una cita porque:

  • Están ocupados y se olvidaron de ello
  • surgió algo urgente
  • .
  • Tienen un compromiso previo que olvidaron cuando programaron la cita.

Incluso si no puede completar todas las citas programadas, los recordatorios le pedirán al menos a los pacientes que cancelen o reprogramen, lo que le dejará tiempo suficiente para reservar a otro paciente.

Cómo crear recordatorios efectivos

Ahora permítanos mostrarle cómo redactar y programar recordatorios efectivos para sus pacientes.

1. Considere el medio

Los recordatorios se pueden enviar por correo electrónico. Hay tres elementos clave del correo electrónico: la línea de asunto, el título y el cuerpo del texto. La línea de asunto debe ser breve y explicarse por sí misma: recordatorio de cita. El título debe incluir el nombre de la persona y el saludo. En el cuerpo del texto, incluya información relevante, como:

  • Resumen del calendario de tratamiento del paciente
  • Procedimiento que realizará durante la próxima sesión
  • Un enlace a la solicitud de reserva.

Por lo tanto, si el paciente no puede asistir a la cita, puede reprogramarla fácilmente.

2. Considere el momento

Demasiados recordatorios pueden ser molestos y contraproducentes. Un paciente puede decidir dejar de acudir a tu consultorio si sigues molestándole con notificaciones y recordatorios. Como regla general, puedes enviar tres recordatorios:

  • El primero cuando se hace la cita, incluidos los detalles: clínica, nombre del médico, tipo de procedimiento
  • Un segundo correo electrónico un día antes de la cita
  • El último recordatorio del día de la cita.

3. Solicite confirmación de cita en lugar de enviar un recordatorio

He aquí una táctica inteligente para reducir la tasa de no presentación. En lugar de recordarle al paciente su cita en el segundo correo electrónico, pídele que confirme su presencia. Las personas están acostumbradas a recibir solicitudes de confirmación (el mensaje de confirmación de asistencia para eventos familiares y empresariales). Por lo tanto, harán un esfuerzo consciente para asegurarse de que podrán asistir, una vez que confirmen su presencia. Alternativamente, le informarán de antemano que no pueden venir y solicitar una reprogramación de su cita.

4. Añadir un toque personal a todos los mensajes

Dirígirse siempre a su paciente por su querido nombre en los mensajes. Evite el saludo estándar «Querida madam/señor». Demuestra que ni siquiera sabes a quién escribes. Además, incluya indicaciones claras para su consultorio en el mensaje. Incluso si el paciente sabe cómo llegar a su consultorio quiropráctico, apreciará el esfuerzo que realiza. Las instrucciones en el correo electrónico de recordatorio son especialmente útiles si su paciente es conducido por un familiar que no conoce la dirección de su consultorio.

El uso del software quiropráctico ChiroWebMD es la forma más sencilla de crear y programar recordatorios efectivos para reducir la tasa de no presentación de su consultorio. Obtenga más información sobre nuestra solución aquí: https://chirowebmd.com/